¡Democracia Real YA!

Democracia Real YA¡Democracia Real YA! es una plataforma que cobra forma en Internet a principios del 2011 haciendo público en marzo un manifiesto en el que se presentaban sus objetivos y su razón de ser. Además, fue una de las organizaciones que participaron en la convocatoria de la manifestación del 15 de mayo del 2011. Presenta un marcado carácter social y se auto define como apartidista, asindical y de carácter pacífico. Además deja claro que pese a no formar parte de ninguna ideología no sé considera apolítico. Conozcamos un poco más sobre este movimiento.

Como respuesta a las injusticias sociales causadas por las medidas tomadas por nuestros gobernantes y ante el brutal recorte de los derechos de todos y de todas surgen una serie de movimientos sociales que promueven el cambio hacia un modelo más justo para todos donde los ciudadanos recuperemos espacios de decisión. En este contexto nace ¡Democracia Real YA! donde se ven representados grupos de población especialmente castigados por la crisis y las medidas puestas en marcha: parados, personas en riesgo de desahucio o jóvenes que ven como su futuro desaparece ante sus ojos entre otros.

Los miembros de la plataforma ¡Democracia Real YA! ayudan y colaboran en la coordinación de acciones globales y comunes entre un gran número de asociaciones y movimientos sociales que buscan cambiar la situación actual. También dejan claro que desde esta organización no se van a alentar ni fomentar los actos violentos y vandálicos ni los homófobos y racistas. Rechazan cualquier relación con grupos de índole fascista y autoritario ya que ¡Democracia Real YA! es un movimiento pacífico.

Las principales demandas son acordadas entre todas las organizaciones que conforman ¡Democracia Real YA! y giran alrededor de 8 temas:

  • Acabar con los privilegios de la clase política
  • Medidas encaminadas a reducir los altos niveles de paro
  • Promoción del derecho a la vivienda
  • Defender la calidad en servicios indispensables como el de la enseñanza, la sanidad y el transporte público.
  • Control sobre la banca
  • Impulsar cambios en las políticas fiscales.
  • Fomentar iniciativas a favor de las libertades de los ciudadanos
  • Reducción del gasto militar

Más información sobre ¡Democracia Real YA! en
http://www.democraciarealya.es/
http://es.wikipedia.org

Share

El 15-M

Toma la calle 15-05-11El movimiento 15-M también conocido con el nombre de movimiento de los indignados es una iniciativa ciudadana que cobra forma el 15 de mayo del año 2011 en España. Dentro de este movimiento están integrados una gran cantidad de colectivos sociales y ciudadanos que comparten su hartazgo con el actual sistema y la manera en la que los políticos nos gobiernan.

Este movimiento que surge de manera casi fortuita se estableció a partir de los centenares de acampadas que durante mayo del 2011 se estaban llevando a cabo en las principales ciudades españolas como protesta contra los recortes y la situación económica. Se define como apartidista, pacífico, horizontal, transparente y destaca por su heterogeneidad. El 15-M se organiza en asambleas populares abiertas y se estructura en comisiones y grupos de trabajo. Otro dato que hay que tener en cuenta es la importancia de Internet y sobre todo de las Redes Sociales como elementos de difusión tanto de las ideas como de las proclamas del movimiento.

En cierta manera el 15-M ha supuesto que un gran número de ciudadanos y ciudadanas recuperen su conciencia política y comiencen a interesarse por la situación del país de una manera crítica. Por ello, el 15-M no debe de ser visto simplemente como un movimiento que hace acampadas si no más bien como una nueva forma en la que ciudadanos entienden la vida política del país.

Debido a la heterogeneidad del movimiento muchos críticos aseguran que es muy difícil que del 15-M puedan surgir propuestas concretas, sin embargo en este último año han sido muchos los grupos que han comenzado a operar en todo el Estado en contra de las medidas del gobierno y de algunas de las injusticias sociales más importantes como pueden ser los desahucios. Grupos que en la mayoría de los casos se adelantan a los políticos a la hora de detectar y pedir soluciones a los problemas más graves que afectan a los habitantes del país.

Share

Qué significa “soberanía popular”

Mucha gente caminandoEscuchamos muchas veces a nuestros políticos afirmar que en una democracia representativa la soberanía nacional reside, en última instancia, en el pueblo. A pesar de que fueron los griegos los primeros en ejercerla como tal, no fue hasta 1762 cuando Jean-Jacques Rousseau retoma y delimita esta idea. ¿Qué se esconde detrás del concepto de soberanía popular?.

A grandes rasgos, el término “soberanía popular” hace referencia a que la soberanía, el verdadero poder político, reside en el pueblo. Es decir que la soberanía de una nación reside en cada uno de los ciudadanos que conforman esa nación. Al menos esto es lo que debería ser.

En Grecia

En la Grecia Clásica algunas polis establecieron un sistema político conocido con el nombre de democracia. Los ciudadanos (ni esclavos, ni mujeres) eran directamente los que decidían y elaboraban las leyes y normas, aplicaban la justicia y gobernaban la polis. En este caso, la soberanía popular además de residir en los ciudadanos era ejercida directamente por éstos. Sin embargo, en el caso de la antigua Grecia, esta soberanía popular no era igualitaria, ya que tanto las mujeres como los esclavos no eran considerados ciudadanos por lo que eran despojados de su soberanía.

Tras la Edad Media

En 1762, Jean-Jacques Rousseau rompe con la idea de soberanía tal y como había sido entendida durante la Edad Media. En este periodo la única soberanía era la que residía en el soberano, rey o emperador. Al pueblo sólo le quedaba obedecer. Pero Rousseau le da la vuelta y propone que el soberano sea el pueblo y que el poder político emane de esta colectividad. Es el pueblo quien en el ejercicio de su soberanía delega su poder en una supuesta autoridad. De este modo los ciudadanos son soberanos por un lado y súbditos por el otro. La aplicación de esta idea tras la Revolución Francesa dio lugar a numerosos abusos, eso sí, siempre en nombre de la “voluntad general”.

Hoy en día

Actualmente el término de soberanía popular se refiere a la libertad que tenemos los ciudadanos de poder elegir cada cierto tiempo a aquellos políticos que nos van a gobernar. Al igual que sucedía con el concepto Rousseauniano, los ciudadanos delegamos nuestro poder en unas instituciones y en unos representantes. Y ahí se termina todo.

La puesta en práctica de la soberanía popular bajo la afirmación de que “la soberanía reside en el pueblo” es poco más que una quimera. La realidad es muy diferente. Quizás podríamos hablar de una soberanía popular limitada en el tiempo y en el enfoque, sólo para elegir a nuestros gobernantes. En estos momentos el pueblo no tiene medios para controlar a aquellas instituciones en las que hemos delegado nuestro poder (Fuerzas de Seguridad, justicia, políticos, …), no existen mecanismos legales para destituir un gobierno si éste incumple sus promesas y la verdad sea dicha, a los ciudadanos no se nos pregunta prácticamente por nada. Por lo tanto, la soberanía popular en la actualidad es un concepto prácticamente vacío, que se pronuncia mucho sí, con el que a nuestros políticos, jueces y gobernantes se les llena la boca sí, pero que suena a hueco.

Share